Email | Intranet | Selección | Formulario de Admisión | Repositorio | Live | Aula Virtual

Santo Domingo. El magistrado Wilson Gómez Ramírez, juez del Tribunal Constitucional de la República Dominicana (TCRD), dijo que el pensamiento de Juan Pablo Duarte, trasciende y tiene vigencia sorprendente en el tiempo actual en que viven los dominicanos.

Al dictar la conferencia “Pensamiento Duartiano e importancia de los Símbolos Patrios”, a profesores, estudiantes de las carreras de ciencias sociales, psicología, y de nuevo ingreso de la Universidad Nacional Evangélica (UNEV), sostuvo que al tomar su ideario y leer su contenido uno se puede dar cuenta de lo actualizado que está a pesar del tiempo transcurrido.

En su introducción, el magistrado Gómez Ramírez citó dentro del ideario de Duarte el aspecto donde refiere a “Los enemigos de la Patria, por consiguiente nuestros, están todos muy acordes en estas ideas: destruir la Nacionalidad aunque para ello sea preciso aniquilar a la Nación entera”.

El juez del Tribunal Constitucional de la República Dominicana (TCRD) dijo que en su proyecto de Constitución, Duarte, en su artículo 1 hizo la referencia sobre la necesidad de que gobernantes y gobernados se acojan al mandato legal. “La ciudadanía sensata reclama hoy que exista un sistema donde la ley se cumpla, donde se aplique la ley, donde gobernantes y gobernados se apeguen al marco legal, y eso es el Estado de Derecho”. Añadió el juez del TC.

En la presentación de su ponencia, destacó que en ese proyecto de Constitución, Duarte hizo énfasis en los derechos fundamentales, el derecho a la vida, al trabajo a la salud, el derecho al libre tránsito, sobre la soberanía; y de la necesidad de que se respete el principio de no intervención que ningún estado intervenga sobre otro, que exista una reciprocidad y un respeto entre los estados.

Recordó su condición de estratega, como un hombre cristiano dueño de una inteligencia excepcional, extraordinaria, y capacidad visionaria que le permitieron cincelar y perfeccionar con sus ideas la nacionalidad dominicana.
El magistrado abordó también el tema sobre el uso correcto de los símbolos patrios: la Bandera, el Escudo y el Himno Nacional, a la luz de la Constitución, las leyes y reglamentos.
Indicó los lugares donde debe ser enhestada la Bandera Nacional, y que el mal uso implica irreverencia, así también el lienzo no debe tocar el suelo ni usarse como mantel, tampoco en féretros de antisociales.

El magistrado del Tribunal Constitucional, destacó además, que mediante la reforma constitucional del año 2010, se consagró que el Himno Nacional es “único e invariable”, situación que se mantiene a la fecha.

De igual modo, el magistrado Gómez Ramírez ponderó la trascendencia de los valores, en particular, los símbolos: Bandera Nacional, Himno Nacional y Escudo, enfatizando sobre la necesidad de velar por el mayor respeto y su correcto uso por parte de las autoridades y la ciudadanía en general.
En el evento habló el rector de la academia, Dr. Wilfredo Mañón Rossi, quien dijo que era un honor escuchar sobre la figura de Duarte, ideario, ejemplo, y virtudes, que nos hacen sentir orgullosos en tener en nuestro ADN práctico, una figura de tanta trascendencia como el patricio y su familia.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Zaida Galán, decana de la Facultad de Humanidades, esta agradeció el gesto al magistrado Gómez Ramírez, por el esfuerzo educativo que viene desempeñando en las diferentes entidades donde ha tratado el tema.
En el evento participaron las autoridades del Consejo Académico. El mismo inició con la invocación a Dios, a cargo de Santa Guzmán Mota, vicerrectora académica.

Al final, el magistrado contestó preguntas de los presentes, los cuales mostraron agradecimiento por el tema tratado. La moderación estuvo a cargo del profesor José Montero, encargado de la capellanía de la entidad.
El magistrado Wilson Gómez Ramírez, entregó al rector de UNEV, la colección de publicaciones del TC, y el rector de la academia obsequio presentes al magistrado, al tiempo de agradecer por el esfuerzo realizado en beneficio de profesores y estudiantes.