Email | Intranet | Trabajo de grado | Formulario de Admisión

La Academia de Ciencias de República Dominicana, ACRD a través de su Comisión de Educación depositó en el Panteón de la Patria una Ofrenda Floral, en honor a la poetisa y educadora Salomé Ureña de Henríquez con motivo de la celebración del Día de Maestro.

El solemne acto en el que participó como invitado especial el Dr. Wilfredo Mañon Rossi, rector de la Universidad Nacional Evangélica, UNEV estuvo encabezada por el Dr. Luis Scheker Ortiz presidente de la Academia de Ciencias de la República Dominicana.

Participaron además la Licda. Eleanor Grimaldi Silié Coordinadora de la Comisión de Educación de la Academia de Ciencias, el Dr. Dennis Simó miembro del Consejo Directivo y de la Comisión de Educación de la entidad y quien tuvo a cargo el discurso de la ceremonia.

Simó ponderó la labor realizada por Salomé Ureña como maestra, poetisa y su papel de visionaria para encaminar a la mujer dominicana por un sendero de desarrollo y superación. Dijo que esta ofrenda es un reconocimiento eterno a una de las dominicanas más ilustres del país.

Presidente de la ACRD, Luis Scheker Ortiz, el rector de UNEV, Wilfredo Mañón Rossi, Eleanor Grimaldi Siliè, José Silié Ruíz, Dennis Simó, Dinorah García, Gabriel Read y Viannet Polanco.

“Si hoy en la educación dominicana el nombre de la mujer está en el sitial que tiene, se debe a ese descubrimiento temprano que hizo Salomé Ureña”, enfatizó Dennis Simó.

Otros invitados fueron el José Silié Ruíz, Miembro del Consejo Directivo, de la ACRD, Dinorah García, Rectora del Instituto Superior de Estudios Educativos ¨Pedro Poveda¨ y. Gabriel Read, asesor de la rectoría  de UNEV y la Licda Viannet Polanco, Encargada del Dpto de Relaciones Públicas de UNEV.

Breve Biografía

Salomé Ureña de Henríquez nació en Santo Domingo el 21 de octubre del 1850, insigne poeta que llegó a relacionarse con el mundo literario de su país desde los quince años. Hija del ilustre escritor Don Nicolás Ureña de Mendoza.

Supo combinar la literatura con la pedagogía, tomando como referente las ideas de Eugenio María de Hostos, considerado el gran educador que hizo grandes aportes a nuestra educación.

Casó con el doctor Francisco Henríquez y Carvajal, con quien procreó cuatro hijos, tres de los cuales brillaron a comienzos y mediados del Siglo veinte con luz propia. El primero de los hijos fue Francisco Noel Henríquez Ureña, el segundo Pedro Nicolás Henríquez Ureña, el tercero se llamó Maximiliano Henríquez Ureña y por último, Salomé Camila Henríquez Ureña.

Fundó el Instituto de Señoritas el 3 de noviembre de 1881 y graduó catorce maestras en dos años. Era una maestra con principios pedagógicos, éticos y morales que defendía con su práctica docente en las aulas su quehacer diario.

Como poetisa Salomé ha sido reconocida tanto en el país como el extranjero por la crítica de su época como una escritora clásica de versos de largo aliento , dedicada a escribir poesías sentimentales (mi pedro), ecológicas (el ave y el nido) y patrióticas (ruinas, a mi patria ,27 de Febrero, Ofrenda a la Patria).