Cápsula #9: Modelos Sociales Humanos VS Sabiduría Divina - Universidad Nacional Evangélica - UNEV
Email | Intranet | Formulario de Admisión

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.
Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.”
(2 Timoteo 3:1-5)

– La sociedad occidental secularizada es especial, en el sentido de que, a diferencia de las sociedades que le antecedieron, en su mismo territorio y de las de otras latitudes del planeta, considera las leyes naturales y las normas sociales como categorías diferentes de la realidad.

– En occidente hablamos de “modelos” o “valores” pero no de normas divinas para la cultura y la sociedad. Esta es una iniciativa para concebir un mundo independiente de la divinidad. Según Albert Wolters:

 “Casi todas las cosmovisiones tienen en común la idea de que un orden divino establece las leyes tanto para los ámbitos de la naturaleza como para la cultura humana. Este orden divino ha sido llamado de múltiples formas: Taoen el lejano oriente, Maat en el antiguo Egipto, Anaké y Moira en las religiones griegas, Logos y Forma en la filosofía griega, Sabiduría en la Biblia. Todas ellas tienen en común la idea de un orden al cual tanto la humanidad como la naturaleza le están sujetas.” (A. Wolters, La Creación Recuperada, Eerdmans Publishing, 1997, p.16)

Aplicaciones:

– Aunque vivimos en occidente en el siglo XXI, nuestra manera de ver la vida no puede ser definida por la cosmovisión humanista secular de nuestra época. Esta cosmovisión tiene como su narrativa básica la teoría de la evolución de las especies de Darwin.

– La cosmovisión secular humanista  rechaza la revelación bíblica de único Dios personal, trino, santo, que se ha revelado a si mismo. Relega el cristianismo a la esfera privada de los valores y propone el dominio del cientificismo en la esfera pública. Los resultados de esta cosmovisión son evidentes alrededor de nosotros después que los cristianos le cedimos la prevalencia cultural de occidente hace poco mas de doscientos años.

 – El reino de Dios, esto es, el gobierno de Jesucristo sobre la voluntad de sus seguidores, es la única plataforma para sociedades humanas que sean justas, libres y prósperas.

– El evangelio del reino de Dios no únicamente beneficia a la criatura humana con la salvación del infierno en la era venidera. De hecho, esta no es su, manifestar la gloria del Creador es primario en la redención, esto es, que la voluntad de Dios se haga aquí y ahora, en la tierra, como en el cielo.

– Dios es fiel y confiable. En la aerodinámica sus leyes son tan confiables, que un avión se elevará cada vez que sus alas y la potencia de sus motores correspondan con las leyes de la aerodinámica que el creó. Los humanos no creamos la aerodinámica, solo la descubrimos y aplicamos.

– Dios es confiable para la familia. Si los hijos aprenden a obedecen a sus padres, estarán protegidos de grandes peligros durante sus vidas. Dios es tan confiable en la duración del día y la noche como en sus principios y normas para desarrollar sociedades justas y prósperas.

– Dios es confiable en la salvación de los pecadores. Dios es tan confiable respecto de los puntos de congelación y ebullición del agua, como lo es en su promesa de vida eterna para todo aquel que crea que Jesucristo es el Señor y le deje gobernar su vida.

 (Fuente: Instituto para la Transformación Cristiana Integral ”“ ITCI para UNEV, por Luis A. Sena)