Email | Intranet | Selección | Formulario de Admisión | Aula Virtual

Santiago. El historiador y presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patria, Juan Daniel Balcácer explicó las circunstancias que favorecieron la permanencia de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina durante la exposición de una charla titulada “El ultimo día de Trujillo”, dictada en el recinto Santiago de la Universidad Nacional Evangélica (Unev).

Balcácer, dijo que la ciudad de Santiago jugó un papel importante en la resistencia del régimen el cual se fue presentando de manera sistemática, al tiempo que menciona las acciones realizadas por los generales Cipriano Bencosme, Alberto Larancuent, Pedro Estrella y Desiderio Arias, incluyendo las familias Perozo y Patiño estos fueron eliminados por el régimen.

El presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patria sostuvo que las primeras reuniones conspirativas para matar a Trujillo se produjeron en moca a intención de Antonio de la Masa y Juan Tomás Díaz, desde 1958 y que se aceleraron con la muerte de las Hermanas Mirabal que operó como un rebosar la copa de la tolerancia.

El secreto de que se mantuviera la trama sin ser conocida por el Servicio de Inteligencia Militar estuvo en que los conjurados tenían entre sí fuertes lazos familiares y de compadrazgo, por lo que era improbable que se delataran unos a otros.

No se produjeron fisuras ni delaciones porque familiarmente el grupo era hermético, cerrado, unido dice el historiador.
Juan Daniel Balcácer, al referirse a los vestigios de la dictadura señaló que son muy mínimos, ya que 57 años es suficiente tiempo para que la fuerza del trujillismo desaparezca.

El académico e historiador Balcácer, sostuvo que las consecuencias del ajusticiamiento de Trujillo se pudieron ver a largo plazo y la sociedad dominicana comenzó a experimentar cambios profundos en sus estructuras, mentalidad, en la forma de ver las cosas y en el manejo de sus políticas.