Discurso Toma de Posesión nuevo rector de la UNEV, doctor Wilfredo Mañón Rossi - Universidad Nacional Evangélica - UNEV
Email | Intranet | Formulario de Admisión

VISION CRISTIANA DEL PROYECTO UNEV.

Nos ha tocado vivir la época más difícil de la historia de la humanidad. Desde el punto de vista económico, ético, moral, de convivencia, de gobernabilidad. Como quiera que lo veamos, esta es una época sumamente incierta.

La cristiandad no escapa a estos tiempos de incertidumbre. Vivimos una época peligrosa para el cristianismo. Los modelos de iglesias e instituciones cristianas se han concentrado en su éxito organizacional a expensas de su misión redentiva al servicio del reino de Dios. Se ha perdido la concepción del Cristianismo como la respuesta redentiva y total de Dios a la realidad del pecado y la caída que direccionan la buena creación de Dios hacia la desobediencia. Necesitamos un cristianismo total y transformador.

Si bien es cierto que conocemos la dimensión genética del pecado como se nos presenta en Ex.20:5b “que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación” tal y como nos lo presenta la herencia Autonómica Recesiva hoy en día. También es cierto que tenemos la dimensión genética de la Gracia: Dt.7:9  “Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones”.

Las escuelas y universidades cristianas tienen que compensar la debilidad en la formación y discipulado que los cristianos de nuestra época están recibiendo. Para ello, estas instituciones tienen que fortalecer sus procesos con una visión del cristianismo que sea total y abarcadora, con una cosmovisión bíblica. Sin una cosmovisión bíblica el cristianismo se transforma en una religión de sentimientos y activismo.

La UNEV, es única en su misión y responsabilidad para con la sociedad dominicana, por lo que tiene el deber de renovarse para ponerse a la altura de la necesidad de los tiempos que vive la Rep. Dom. Las referencias a los valores formativos para la sociedad están muy debilitados y las instituciones formativas tradicionales: la familia, la iglesia, la escuela, el gobierno civil necesitan del refuerzo y visión innovadora de otras instituciones que puedan proveer tal visión.

Nuestra Misión  Ofrecer una educación superior basada en una metodología didáctica del más alto nivel pedagógico. Integrado de una manera práctica los principios bíblicos de Jesucristo para formar un nuevo hombre y una nueva mujer, íntegros y comprometidos con Dios, su prójimo y la patria.

Nuestra Visión – Universidad alternativa y globalizada, líder en servicios, ciencia y tecnologías, formando recursos humanos en principios y valores del Reino de Dios.

Filosofía – La UNEV tiene como filosofía el desarrollo de una educación en valores del Reino de Dios que le permite al docente su realización personal y refuerza su compromiso con la transformación de su entorno familiar y social para la realización de una vida en armonía con sus semejantes, con Dios y con su creación.

La UNEV providencialmente fue establecida por Dios para un tiempo como este y debe elevarse  para cumplir su cometido histórico frente a la nueva generación de relevo en el liderazgo social de la R.D. No basta con quejarse de los problemas sociales de nuestro país, tenemos el deber de ofrecer nuestra cuota de ciudadanos con principios y valores del Reino.

Únicamente una actividad docente, administrativa y de extensión social impregnada de una perspectiva cristiana de la realidad que tenga la robustez suficiente para elevarse a la altura del reto presente, podrá ayudar a la UNEV a cumplir su misión histórica.

Hacemos un llamado a todas las instituciones cristianas, empezando por las familias y terminando por las iglesias y denominaciones para que fortalezcan a la UNEV para que se constituya en un instrumento eficaz en la promoción de esa cosmovisión capaz de transformar los cimientos mismos de la sociedad. Necesitamos una iglesia que ore por su juventud y se interese en la formación de esa generación que ha de gobernar la próxima generación en nuestro país. Es a esa juventud dominicana que busca su crecimiento profesional y personal en la UNEV en el presente, que tenemos que ofrecerle toda nuestra dedicación y recursos, para la gloria de nuestro Dios y el bienestar futuro de nuestra nación.

LA CIENCIA ILUMINADA POR LOS PRINCIPIOS DE LA FE

De lo que se trata es entonces de construir una institución educativa capaz de abordar la ciencia afincada en unos principios cónsonos con la fe y el predicamento cristiano.

La UNEV a partir de la gestión que se inicia tiene el propósito de aunar esfuerzos tras la búsqueda de las múltiples y urgentes respuestas que requiere la Rep. Dominicana. Una sociedad que espera soluciones para una población mayoritariamente pobre no puede conformarse con el otorgamiento de títulos y diplomas con la creación y el desarrollo de departamentos universitarios, sino, con soluciones eficaces ante la problemática que la subyuga.

No se trata de hacer ciencia como si esta tuviera un fin en sí mismo, es más bien un ejercicio que además de provocar satisfacción para el ejercitante, tiene que procurar resultados tangibles que contribuyan al bienestar y al mejoramiento de vida de la población a la que sirve.

La UNEV desde su nacimiento se ha perfilado como un instrumento de la fe cristiana y como un esfuerzo que sin abjurar de su condición y de su compromiso con la iglesia mantenga su accionar dentro de la naturaleza que se le supone a una academia en cualquier parte del mundo comprometida con la investigación y el quehacer científico expresado en procesos de aula a través de la docencia y extendida en sus beneficios a la sociedad a la cual sirve en nombre de Dios.

El progreso de la universidad en sus años de vida es más que evidente, sin embargo, no se trata simplemente de hacer lo que haría cualquier otra universidad; haciendo y logrando lo que hacen y logran las demás, se espera que mostremos el valor añadido que representa el compromiso de la fe cristiana, del evangelio de Jesucristo.

PROPUESTA DE LAS NUEVAS AUTORIDADES DE LA UNEV

En atención a todo lo anterior, esta gestión se propone:

  1. Priorizar la mejora continua de la calidad de los productos y servicios entregados por la UNEV a la sociedad siguiendo los criterios estratégicos siguientes:
  2. Pertinencia y competencia de los egresados de la UNEV.
  3. Pertinencia y confianza de los resultados de las investigaciones que realiza la universidad.
  4. Estricto mantenimiento de la solvencia financiera.
  5. Eficacia en la gestión de los procesos internos.
  6. Eficacia y transparencia en la obtención de los recursos.
  7. Recuperación y consolidación de los principios y criterios del modelo pedagógico que dio origen a la UNEV.
  8. Definir líneas de investigación vinculadas a los sectores productivos.
  9. Fortalecimiento de la eficacia y la transparencia de los procesos administrativos.
  10. Mejoramiento en el uso de los recursos tecnológicos tanto en las áreas pedagógicas como en las áreas administrativas.
  11. Incrementar el involucramiento de los recursos humanos creyentes del más alto nivel en los programas de la universidad.
  12. Preservar y consolidar los logros obtenidos por la universidad en la formidable etapa de desarrollo que nos precedió.
  13. Alinear los esfuerzos de la universidad como una contribución de las metas de mejoras asumidas por el país mediante la ley 1-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo.

UNA CONVOCATORIA POR LA FE Y POR LA CIENCIA

Finalmente, en nombre de Dios, de la Iglesia Cristiana de la Rep. Dominicana y en mi propio nombre, solicito la colaboración de todos, sabiendo que “el trabajo en el Señor no es en vano”. A partir de este momento quedan todos invitados a participar en esta gran aventura de la fe, de las artes y de las ciencias.

Haremos de nuestra labor una tarea con propósito, como le pidiera el Apóstol Pablo a los “universitarios” de Colosas (3:23): “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres”.

Muchas gracias, que Dios les bendiga.